Motivar con el buen ejemplo que soy

5 km me esperan mañana, ansiosos. Me anoté para correr la 5 k de Nike, la carrera de las chicas. Es mi primera vez en un acontecimiento como tal. Hace dos meses empecé a entrenar (más o menos) fuerte. Las primeras veces las hice a lo largo de una ciclo-vía en Playa Hermosa (balneario donde vacacioné cerca de Piriápolis), una senda para bicicletas, peatones y correcaminos (como quien suscribe) que corre paralela a la ruta que da al mar. Bellísima postal, inspiración obvia.

Sigue leyendo

Anuncios

Invasión = Exterminio dudoso

Tengo una invasión de cucarachas en la cocina. Puaj. Volví de las vacaciones a mitad de enero y las muy guachas se estaban instalando. A los días me di cuenta. No me acuerdo de la primera que vi, porque a esta altura me bato en lucha con dos o tres por noche. No es por mugre, porque mantengo bastante limpio mi hábitat. Pero ya saben: edificio viejo, cucarachas ambiciosas.

Sigue leyendo

Presa fácil

Estoy tejiendo una cortina para el baño en hilo. No es para una banderola sino para la propia ventana con vidrio esmerilado, por supuesto. Hace una semanas cumplí un año en el apartamento de Avenida Centenario y hace no tanto tiempo atrás me di cuenta que el vidrio no me protege de miradas curiosas. Mi edificio tiene ocho apartamentos, de los cuales tres tienen vista directa a mi baño, aunque sólo uno lo creo sospechoso de observación indebida. No se ve tooodo pero sí formas y colores, lo que en cierta medida me molesta. Por esto decidí hacer la cortina, que me está llevando semanas de trabajo porque llegué al punto en que no veo cómo se hace cada vez más larga. Y me aburro.

Hace una semana me di cuenta que el ovillo de hilo en color crudo de 150 g está a punto de terminarse. Los que tejemos bien sabemos que no podemos agarrar cualquier otro hilo que se le parezca para continuar. Antes quiero aclarar que, cuando lo compré, lo hice con el propósito de hacer un chaleco pero tanto me aburrí de trabajar en Jersey (punto simple, se trabaja derecho) con agujas No. 3 1/2 que deshice lo que estaba en camino y le encontré destino en la Señora Cortina del Baño con la Ventana de Vidrio Esmerilado cuasi Transparente. Penélope, un poroto a mi lado; me la paso deshaciendo y rearmando.

Sigue leyendo

¿Existe o no?

Para ser tan reciente mi entrada en el mundo de los blogs, mi vida se vuelve con este post, en una parte muy pequeña, en un “libro abierto”.

Basta de imaginación, ¡yo quiero un hombre de carne y hueso! Mi cabeza no frena un día, me ametralla con cientos de opciones sobre cómo conocer a un hombre. Sólo que ninguna de ellas resulta ser medianamente aplicable. Todas parecen formidables pero lo que falla es el elemento masculino. No actúa, no se mueve como en mis estrategias mentales.

Sigue leyendo

Yoga vs. Gimnasia olímpica

El sábado 28 de enero tomé una clase de prueba de yoga en compañía de una gran amiga mía. Con la feria atravesada en la calle y un calor de la masita, nos encontramos en la puerta de Acevedo Díaz prontas para entrar y afrontar juntas una experiencia que sin dudas nos llevaría directamente a la Iluminación.

Nos recibió una recepcionista no muy sonriente, quien de entrada nos pidió silencio, nos hizo pasar al hall central de la casa antigua y sacarnos las zapatillas. Sentadas y quietitas esperamos a que terminara una clase, que podíamos observar directamente porque estaba la puerta abierta. Podíamos ver y escuchar al profesor pelado haciendo “oooommmmm” y repitiendo mantras. Mis primeras muecas de risa empezaron a perfilarse…

Sigue leyendo