Invasión = Exterminio dudoso

Tengo una invasión de cucarachas en la cocina. Puaj. Volví de las vacaciones a mitad de enero y las muy guachas se estaban instalando. A los días me di cuenta. No me acuerdo de la primera que vi, porque a esta altura me bato en lucha con dos o tres por noche. No es por mugre, porque mantengo bastante limpio mi hábitat. Pero ya saben: edificio viejo, cucarachas ambiciosas.

Poco a poco, me han ido desterrando de mis tierras, hasta dejarme pelado el armario de la cocina. Trasladé todo a otro armario, que confío les resulte inaccesible. Es más, se adentraron en el apartamento apareciendo algunas en el comedor y una sola valerosa en mi habitación. Por suerte perdieron rápidamente en las expediciones.

De noche, cada vez que entro a la cocina, lo hago como buscando a alguien espiándome. Peor aún, ¡una cucaracha ninja lista para atacarme con…! ¿con qué lucharía? No puede ser, ¡invadida en mi propia casa! Veo hasta sus sombras por todos lados. No es justo, ¡yo pago el alquiler!

Probé de todo para aniquilarlas. Limpié bien el armario violado, desinfecté, puse trampas, casitas con veneno, eché Raid Max, ¡ramas de laurel! En un sitio en internet sobre remedios caseros lo ponían como solución porque parece que su aroma las espanta. ¡Qué solución ni ocho cuartos! Las bichas se refregarían con las hojas riéndose de mi imbecilidad. Incluso probé con el poder del pensamiento. Más idiota resultó.

Hace una hora puse otro veneno. Es una jeringa Raid Max con una pasta babosa color caqui. Se aplica poniendo gotas en lugares estratégicos. Cuando abrí el armario… oh, mi Dios, ¡es tierra de nadie! Corrijo: tierra de blatodeos (blattodea, del latín “blatta” = cucaracha). En fin, desparramé puntos de veneno por doquier. Supuestamente se lo comen, se lo llevan al nido y contaminan a sus pares. Sólo espero no encontrar esos puntos mañana pero sí decenas de cadáveres pidiendo redención en el piso de MI cocina.

Si no resulta con esto, me pasaron dos soluciones más: 1) ácido bórico y azúcar impalpable dispuestas en tapitas; 2) azúcar y talco neutro en la misma forma. Todo lo que sea evitar pagar una fumigación. Si no resultan… tendremos que establecer reglas de convivencia.

 

Un poco  de humor para tiempos de tensión. Pero que quede claro que así no actúo. Lo mío es ataque frontal, un “tête à tête”

 

Anuncios

2 pensamientos en “Invasión = Exterminio dudoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s