Fin de semana de cine

Hace dos fines de semana me tocó noche de “solinger”. Bah, más que noche, fin de semana entero. Mi pareja, con quien vivo desde hace medio año (¡si hará tiempo que no escribía en el blog que ni siquiera les conté que tengo novio!), se fue para su ciudad natal en el interior del país para visitar a su familia. Así que como tocó hacer planes sólo para una persona, decidí mimarme un poco que nunca viene mal.

Sigue leyendo