Fin de semana de cine

Hace dos fines de semana me tocó noche de “solinger”. Bah, más que noche, fin de semana entero. Mi pareja, con quien vivo desde hace medio año (¡si hará tiempo que no escribía en el blog que ni siquiera les conté que tengo novio!), se fue para su ciudad natal en el interior del país para visitar a su familia. Así que como tocó hacer planes sólo para una persona, decidí mimarme un poco que nunca viene mal.

Tenía poca cosa en la heladera, nada como aperitivo para un viernes de noche. Viendo los escasos ingredientes con los que contaba, cociné unos scones de queso (próximamente fotos y receta), que quedan bien para el desayuno, la merienda o un “apéro” antes de la cena. Me acomodé en el sillón grandote del living, mantita, estufita y una pizza que trajo el delivery de pura casualidad. Hace algunos meses nos dimos el gustito de poner cable, lo que se convirtió en mi perdición en los ratos libres. Entre zapping y zapping enganché una peli francesa, “La oportunidad de mi vida” (La chance de ma vie). Un terapeuta de parejas con mala suerte en las venas conoce a una chica a quien, por más bueno que sea, no le hace la vida fácil. Tiene sus momentos cómicos aunque falta un poco de emoción romanticona, esa que nos arranca un par de suspiros. Comedia romántica para pasar el rato.

Este film me hizo acordar a otro que encontré otro día por casualidad: “Un hombre hace lo que puede” (Mann tut was Mann kann). Peli alemana que resultó ser un gran descubrimiento. También, comedia romántica que cuenta la historia de un hombre super bueno, que ayuda a sus amigos en sus historias de mujeres y a él se le ocurre enamorarse de una veterinaria ya comprometida. Muy recomendable.

Volviendo al “fin de semana de soltera”, Mi primera boda fue la película argentina que encontré el sábado de noche, protagonizada por Natalia Oreiro y Daniel Hendler. Personalmente no me gusta ninguno de estos actores pero los personajes que giran en torno a esta pareja pueden hacerte retorcer de la risa. El día de su boda, Adrián, un poco nervioso, comete un pequeño error, el que intenta esconder a su prometida Leonora, pero termina enredando aún más las cosas poniendo en riesgo el éxito de la fiesta y de su futuro matrimonio. También es otra película para pasar el rato pero sobre todo por dos personajes: el primo de Adrián (de esos que no sabés si son o se hacen) y un veterano separado rejuvenecido y enloquecido por fumar un poco de marihuana. Ah, y remarco la participación de dos Luthiers en la piel de un cura y un rabino entretenidos en conversaciones filosóficas.

Les dejo dos trailers; ¡lamento que de la película alemana sólo encontrara uno en alemán! pero si tienen la ocasión de engancharla por el cable no se la pierdan.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s