Tomates en riesgo

Tenía pensado subir otro post pero lo que está pasando con mis tomateras ocupa todos mis pensamientos.

IMG-20150102-WA0009

Viernes 02 de enero

IMG-20150104-WA0001

Domingo 04 de enero

Salimos de vacaciones con Mr. J. el 24 de diciembre, para pasar las fiestas en familia y, entre medio, hacer un poco de playa en el Lago Merín. El 29 llegamos a Paysandú y hasta el martes 06 de enero es donde estaré; J. se volvió a Montevideo el pasado viernes 02.

¡Fue un graaaan tema qué hacer con mis plantas! Cómo mantenerlas con agua por tantos días hasta la vuelta de J. Después de una larga investigación por internet y consultas, me arriesgué por poner botellas, incluso bidones, llenos de agua con un pequeñísimo agujero. Los dejé apoyados en los maceteros de las tomateras; el agua se suponía que drenaría muy despacio y mantendría las plantas húmedas el tiempo suficiente, agregando que las saqué de la terraza donde siempre hace mucho calor.

El pasado viernes J. volvió a Montevideo y se encontró con que todas las plantas habían sobrevivido (tomates, morrones, chiles, romero, menta, frutilla) y, para que me quedara tranquila, me mandó una foto (bah… ¡yo le pedí la foto!). Me dijo que una de las tomateras estaba con las ramas tiradas, como marchitándose, así que ayer le indiqué que echara a todas las tomateras un alimento para plantas, que contiene magnesio, fósforo, hierro, etc. Hoy, por lo que entendí… todas las plantas amanecieron mal… todas marchitándose… En la desesperación, busqué en internet y consulté a mi abuela (graaaan experta en cuidado de plantas, es la sanadora number one en la familia), y pedí a J. que les echara agua con un poquito de jabón. No lo tengo muy claro aún, entiendo que es para matar toda peste que la planta tenga en las raíces. Mi abuela dice que cada vez que echó esa mezcla en una planta, esta revivió…

Me tiene un tanto triste, sinceramente, porque estaba (o estoy…) muy cerca de cultivar mis primeros tomates. Los que están colgaditos de las plantas aún están verdes y, si estas no sobreviven, chau tomates. ¡J. dice que me extrañan…! Pero no sé si hacer fuerza mental a 380 km de distancia ayudará. Sólo espero que llegue el martes para volver a casa y ver qué puedo hacer. ¡Espero que en el próximo post tenga mejores noticias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s