It will come true

IMG_20150409_200800

Dice mucho la foto, ¿no? Hoy tengo 28 años, cuando los conocí tenía 11. Llegaron en uno de los peores momentos de mi vida y me ayudaron a superarlo. No tienen ni idea de quién soy pero les voy a estar agradecida siempre.

El 17 de junio se cumplirá el sueño de verlos y cantar y bailar con ellos. Cuando pensé que habían desaparecido, el festejo por su 20° aniversario aparece como anillo al dedo.

Hay gente que me piensa “qué pelotu… con 28 años!”; incluso me dio vergüenza ir a la agencia de viajes… ¿¿Pero a mi qué me tiene que importar?? Esto va más allá de simple fanatismo. Creo que sólo los que vivieron conmigo muy de cerca hace 17 años pueden entender lo que esto significa.

Tacho los días ¡17 DE JUNIO! BACKSTREET’S BACK, BABY!!!!

P.D. El cumple de J. es el 16 y este es mi regalo para él… ¿¿No es el novio más groso del mundo??

Amo esta canción, “Mostrales de qué estás hecho”. Lo dice todo

Anuncios

¡Fuera, bajón!

Es cosa de locos… Termino de publicar el post de esta mañana, en el que expresé el desánimo que tenía porque no me llamaban del trabajo que tanto quería… ¡y me avisan que empiezo la semana que viene! Al rato recibo un mail con los horarios y los cursos. Es cosa de locos

Bajón

Esta mañana me suena en la cabeza la canción “The Scientist” de Coldplay, pero sólo la parte que dice “nobody said it was easy”… Hace años que me paso febrero mandando el currículum a distintos colegios y nada. Todos los años lo mismo: salir a buscar trabajo. Y hoy, estoy cansada.

Trabajo como profesora de música, por ahora en dos colegios privados, pocas horas por semana. Los sueldos en Uruguay para los docentes son, lamentablemente, lamentables. Y al trabajar pocas horas, lógicamente lo que recibo no es ninguna millonada. Por lo menos tengo seguro médico. Y aporto mínimamente a la jubilación, que percibiré dentro de 40 años. Complemento mi sobrevivencia con pichuleos: clases particulares, trabajitos para instituciones, eventos. Pero necesito algo fijo. Porque las cuentas van a seguir llegando para vencerse en la misma fecha…

Cuando esta semana empezó, tuve una entrevista en un colegio donde me gustaría trabajar muchísimo, pero mucho MUCHO. Quedaron en llamar para ver horarios… y “cric, cric”, silencio. Trabajar ahí sería otro tipo de libertad económica, y también me permitiría renunciar a otro en el que ya no soporto más trabajar con mi colega. ¿Conocen el término “personas tóxicas”? Buena, es una de ellas. Son años soportando gente irrespetuosa y que encima es haragana. Pero sería muy largo de explicar ahora esta situación.

Hoy lo único que quiero es zamparme un buen combo en Burger King (cuando estoy mal, me viene ansiedad/angustia oral) y encerrarme en casa a tejer, leer Games of Thrones o mirar diez capítulos seguidos de The Big Bang Theory.

Por otro lado, J. me contó hace unos días que echaron a una compañera suya de trabajo que, paralelamente, realizaba decoraciones para fiestas y estaba teniendo mucho éxito. J. me dijo: “Con la plata del despido y metiéndole garra, puede montar un negocio super solvente”. Así que pienso… ¿será que, por más que insista, no debería dedicarme a la docencia? Quiero decir… que este sería el momento para animarme a hacer otra cosa, pensar en otro “negocio”. Otros estudios que no sean musicales no tengo, pero he descubierto que soy bastante manual y puedo crear cosas que gusten.

No sé, entre la hamburgesa y las papas fritas reflexionaré.

Tristeza

je suis charlie

Tristeza. Es lo que me embarga hace dos días, tras conocer la noticia del atentado en París.

A esta altura de la historia de la humanidad, ¿cómo es posible que aún vivamos con semejante grado de intolerancia? No salgo del asombro, de la preocupación que me genera tener seres queridos allá, de no parar de pensar en “lo que se viene…”.

Sigue leyendo

Willkommen 2015!

¡Muy felíz año nuevo! Bonne année 2015! Happy new year!! Gutes neues Jahr!! Y así podemos seguir toooodo el día pero no me sé más… Vayan mis mejores deseos para este año que recién comienza. Que alcancen sus metas con fe y determinación, ¡sé que será un año excelente! Y no quiero dejar de dedicarles un gran GRACIAS por estar del otro lado, leyéndome. Este año habrá mucho más por compartir (hasta quedaron posts pendientes del 2014!) así que… ¡a estar atentis!

Mi lucha contra el vicio

Soy adicta. Pero no fumo, no me drogo, no tomo (en exceso)… pero tomo COCA-COLA. Qué vicio de porquería pero ¡qué rica que es! Qué lo tiró…

Se ha transformado en una especie de motor diario (sí, leíste bien, DIARIO), me levanta realmente de cualquier estado somnoliento o incluso del cansancio. Si lo combino con un “shot” dulce mi rendimiento aumenta al % 50 (o por ahí…). Hace meses que estoy tomando esta bebida prácticamente todos los días. ¡Lo que Coca-Cola ha lucrado conmigo…! Pero más vale no pensar en “¡lo que podría estar ahorrando yo!”.

Sigue leyendo

El dilema de los petisos

Hace un par de semanas  me tomé un bus para el barrio Pocitos (en Montevideo) como todas las semanas, para dar mis clases de las tardecitas. El ómnibus de la línea 104 de la compañía Cutcsa dirección Carrasco cerca de las 18.00 hs estaba repleto de gente, como siempre. Y como siempre, todos los asientos estaban ocupados y a los que subían no les quedaba más remedio que ir parados y ajustarse en el espacio al son de “¡Al fondo que hay lugaaaar!” del simpático guarda. Me subí en 18 y Gaboto, saliendo de facultad, y a esa altura de nuestra importante avenida el ómnibus ya casi no tenía espacio para ir siquiera parado. Casualmente, subimos varios petisos, refiriéndome con este término a personas de baja estatura. Sigue leyendo